FINISTERRE: UN EMPRENDIMIENTO QUE OFRECE PRODUCTOS ORIGINALES A LOS AMANTES DE LA CULTURA POPULAR

FINISTERRE: UN EMPRENDIMIENTO QUE OFRECE PRODUCTOS ORIGINALES A LOS AMANTES DE LA CULTURA POPULAR

Uruguay.
Hace un tiempo, en 2010, los jóvenes Inés Rodríguez y Gustavo Córdoba, de 25 años de edad, trabajaban juntos como empleados en una cadena de supermercados, en Uruguay. Ellos sentían la necesidad de poder manejar sus propios tiempos, además de querer progresar como personas y profesionales. La idea de comenzar un proyecto propio que les permitiera satisfacer estos deseos comenzaba a gestarse.

Un año más tarde, Inés y Gustavo asistieron juntos a un concierto del Indio Solari en Argentina, y estando allá se dieron cuenta de que los stands que vendían camisetas no contaban con ninguna que a ellos les gustara; los diseños eran antiguos o las camisetas no eran de buena calidad. Fue entonces que se preguntaron: “¿Por qué no empezamos a hacer camisetas?”, dando pie así a lo que sería Finisterre.

Si bien la idea de Finisterre comienza a gestarse en 2010, es en 2011 que este proyecto se pone en marcha. “El proceso fue evolucionando de manera gradual; al principio, los primeros clientes eran amigos y compañeros de trabajo. En 2014 se sumó Ismael Menéndez – de 24 años de edad – al equipo y nos propusimos la meta de consolidar a Finisterre como un emprendimiento formal”, aseguran los jóvenes a romma Marketing.

El desarrollo del emprendimiento fue tomando forma poco a poco. Los entrevistados afirman que “es un trabajo de hormigas: Nos planteábamos una idea y avanzábamos a medida que se podía ya que al principio no contábamos con mucho capital. Las ventas las realizábamos en ferias, conciertos y a través de Internet”.

Emprender en este negocio le planteó al equipo de Finisterre muchos desafíos. “Una de las claves ha sido conocer nuestras limitaciones y trabajar con ellas; además, hay que dejar de pensar como cliente para empezar a pensar como empresa,  saber organizarse y tomar decisiones”, asegura el equipo. “El capital es un factor importante y nos hace pensar dos o tres veces las cosas antes de arriesgarnos, hecho que se ha convertido en una de nuestras fortalezas”, agregan.

La misión de Finisterre es hacer camisetas personalizadas que incluyan diferentes temáticas de la cultura popular. Su idea pasa por crear productos con una gran cuota de originalidad, logrando que las personas se identifiquen con ellos, que vean reflejados sus gustos, su personalidad. “Nos esforzamos mucho por hacer diseños únicos, incluso si son temáticas específicas o tienen un público reducido. Nos gusta que la gente se sienta especial”.

El público principal al que se dirige Finisterre comprende a los jóvenes de entre 18 y 30 años de edad, con gustos por elementos de la cultura popular: Música, libros, películas, series, videojuegos, entre otros. Aun así, el rango de personas considerado por Finisterre es flexible, ya que existen gustos que son intergeneracionales, como es el caso de Star Wars o los diferentes cómics de superhéroes.

La respuesta que el público muestra hacia lo que ofrece la marca ha sido muy buena. En Finisterre “nos gusta tratar a los demás como amigos, que además de llevarse una camiseta puedan venir a conversar, a compartir cosas nuevas. Eso ha hecho luego que muchos nos apoyen, que se sientan parte de Finisterre. Nos dan nuevas ideas, nos recomiendan con otros, incluso ayudan participando en fotos y compartiendo cosas en las redes sociales”. El efecto del “boca a boca” ha sido importante y ha ayudado en este sentido.

Entre los planes de la marca se encuentra la posibilidad de ampliar la oferta de productos y ofrecer al público, además de camisetas, otro tipo de artículos. “Queremos seguir creciendo y aprendiendo”, afirma el equipo emprendedor. Al mismo tiempo, algo que la marca ha hecho en los últimos meses es trabajar junto a otras personas, clubes y grupos vinculados a la cultura popular, hecho que manifiesta el deseo por parte de Finisterre de continuar haciéndolo.

Según las experiencias que la marca ha vivido hasta el momento, los jóvenes a cargo de la misma expresan algunos consejos dirigiéndose a quienes quieran emprender en un proyecto personal; “planificar bien y después hacer lo mejor que se puede, con lo que se tiene” es una de las sugerencias planteadas.

Además, “es clave tener paciencia, porque las cosas no pasan de un día para el otro. Hay que saber esperar las oportunidades y no desanimarse a la primera que no funcione (la gran mayoría no funciona y eso es normal). Si se hace una buena planificación, se pueden aprovechar los recursos disponibles. Uno tiene, al principio, más fortalezas de las que puede pensar. Estar atentos a los factores que pueden beneficiar o perjudicar el negocio es importante y nos permite progresar. Pero por sobre todo, el principal consejo es tratar a los demás con cariño ya que la buena onda siempre vuelve”.


Fuente de imágenes: Cortesía de Indumentaria Finisterre

INDUMENTARIA FINISTERRE
Galería Jardín: Local 13 (18 de Julio y Aquiles Lanza); Montevideo, Uruguay.
FacebookInstagramTwitter 

  • Valora el artículo
User Rating: 4.9 (10 votes)
Sending

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked. *